Bienvenido visitante, puedes iniciar sesión o registrarte

Lo mejor para tu bebé

Extractores

Ordenar por

Extractores de leche materna




Los extractores son unos aparatos que extraen la leche materna de los pechos. Ayudan a la madre en casos donde la producción de leche es insuficiente o excesiva, o cuando la madre no estará a la hora de la toma de leche por parte del bebé, ya que será extraída y almacenada a tal efecto. 

En el Apartado de venta on line "Lactancia materna" podrá comprar una representación de Algunos de los productos que disponemos en Farmacia Serra. En esta sección també están incluidos productos con un compromiso ecológico. Existen diferentes tipos de extractores, dependiendo de las necesidades de cada caso, pero se pueden dividir en dos grandes grupos: extractores manuales o extractores eléctricos.

Extractores Manuales

Los extractores manuales, ya sean del tipo "bocina de bicicleta" o cilíndricos son más antiguos que los eléctricos. El extractor "bocina de bicicleta" es un modelo que data al menos de veinte años atrás. 

Esto conlleva que la limpieza del extractor (eliminación de posibles bacterias o microorganismos) y la calidad de la leche, sea más efectiva a los extractores eléctricos. A pesar de estos inconvenientes, los extractores manuales siguen utilizándose gracias a las ventajas que tienen sobre los extractores eléctricos: más baratos y cómodos para madres inexpertas. * El extractor "bocina de bicicleta" fecha de veinte años atrás.

Hay que decir, sin embargo, que han ido evolucionando gracias a los complementos que se han añadido estos últimos años. Sin embargo este extractor provoca muchos riesgos, tanto para el bebé como para la madre: es muy fácil que la leche se contamine, se debe vaciar continuamente, causa mucho dolor en el pezón, el alvéolo y el pecho y la leche puede entrar directamente hacia la perilla. 

Como ya he dicho, durante estos años se han incorporado diferentes accesorios para mejorar la eficacia del extractor. Un buen ejemplo de esta modificación es la colocación de un recipiente colector separable que permite colocar una tetina a este recipiente para darle directamente al bebé. La modificación ha permitido también que la leche no refluye y que no tenga que interrumpir la lactancia para vaciar la tetina. 

De todas formas este modelo sigue siendo poco recomendable ya que el tubo y la perilla pueden aparecer bacterias, y sólo es de uso temporal. * El otro modelo de extractor manual es el extractor cilíndrico, que está formado por dos cilindros de plástico que se adaptan uno dentro del otro para formar el vacío. 

Es mucho más seguro que el anterior. En la parte superior del cilindro interior hay una copa para el pecho y en el otro extremo hay un anillo de goma que asegura el cierre hermético. El cilindro exterior se encarga de recoger la leche y, si adaptamos una tetina, se puede usar como biberón. En este extractor la función de la madre consiste en formar el vacío sacando y metiendo rítmicamente el cilindro externo. 

Este modelo es mucho más seguro que el anterior y tiene muchas más ventajas, como su sencillez, la facilidad en lavarlo, que la leche no se contamina, etc ... Al igual que con el extractor "bocina de bicicleta" de este modelo también se han hecho adaptaciones para mejorar su servicio, su comodidad y la seguridad, como por ejemplo el extractor Lloyd-B ha adaptado un gatillo en la copa porque la leche se recoja en un recipiente. 

También tiene un regulador para disminuir el vacío (aunque cuesta manejarlo). Una de las ventajas más apreciadas es su facilidad en limpiarlo y que es portátil.

Extractores Eléctricos

Hay que funcionan con pilas, por eso tienen unos inconvenientes característicos como son que, mayoritariamente, sean insuficientemente potentes para estimular el pecho de la madre. 

Por esta razón no son convenientes para bebés que no se alimenten directamente del pecho de la madre, como pueden ser los prematuros ... ya que si no se estimula el pecho convenientemente la leche irá saliendo en menos cantidad. Pero este inconveniente no es común con los extractores eléctricos ya que estos tienen la ventaja de que a la madre le queda una mano libre para hacer estimular el pecho y así estimular también la producción de leche. 

Como la acción mecánica, es decir, la formación del vacío ... la realiza normalmente el motor, la madre puede concentrarse en colocar correctamente la copa, estimular el pecho ..., ya consecuencia de ello la lactancia será mucho más provechosa tanto para el bebé como para la madre. Hay que saber pero que la presión que ejerza el extractor es muy importante, ya que de ello puede depender la aparición de traumatismos internos en la mama: si la bomba ejerce una presión cíclica, será menos probable de que se sufran estos traumatismos, que si la presión es negativa. 

Así que en el extractor debe haber un mecanismo que evite las presiones negativas excesivas. Teniendo en cuenta que la presión de succión media entre los lactantes es está entre -55 y -155 mg con un máximo de -220 mg, la presión recomendada por los fabricantes es de -200 mg para iniciar el flujo de la leche en las madres. 

Estos extractores también han sufrido mejoras, como por ejemplo que una válvula de seguridad se introduzca en el recipiente y que el resto de la máquina impida el paso de la leche en el mecanismo, ya que podría ser la fuente de infecciones ... 

También han fabricado accesorios por los extractores eléctricos, por falta esterilizarlos bien sobre todo los que entren en contacto con el pecho o la leche. 

Para finalizar decir que los extractores eléctricos si se utilizan correctamente son más eficaces que los manuales, ya que son más seguros, cómodos ... pero también necesitan más atenciones por eso hay que tomar muestras de cultivo y limpiarlos frecuentemente.