Bienvenido visitante, puedes iniciar sesión o registrarte

Lo mejor para tu bebé

Información sobre los mejores y más prácticos accesorios portabebes del Mercado





Tanto si estoy embarazada, como si tienes un bebé de entre 0 y 24 meses, como si quieres hacer algún regalo a amigos o familiares que han de ser padres, aquí te dejamos algunos consejos para escoger un portabebés. Infórmate. Hay blogs, tiendas, cursos, talleres, artículos, ... y muchos otros recursos que te servirán para descubrir la variedad y las opciones que tienes tiempo de escoger un portabebés. 


De portabebés hay de todos los tipos; según los tejidos, la forma de colocar el bebé, la forma de sujetar, la edad del bebé, las características del portador, ... Las hay de muchas marcas (más o menos comerciales) y precios (muy económicos o muy caros) y por eso es importante informarse antes de tomar cualquier decisión. Ten en cuenta. 

El portabebés debe respetar la posición fisiológica del bebé y por supuesto la espalda del portador. Así pues deberá ser lo más ergonómico posible. Hay que considerar: Que la espalda del bebé esté en forma de C y que el tejido apoye a todos los puntos de su espalda. 

Se recomienda que las piernas del bebé estén en posición de ranita o en forma de M (sobre todo en bebés de 0 a 5-6 meses). Las rodillas deberían estar más altos que la pelvis del bebé y las piernas separadas entre sí en un ángulo aproximado de 90º..

Posicion ranita (ergonómica)

La cabeza del bebé debe estar cubierto y sujetado si no es capaz de aguantarlo o si está durmiendo. Aparte de estas consideraciones para mantener la curvatura fisiológica de la espalda del bebé, es preferible también que esté mirando siempre hacia nosotros, ya sea si lo llevamos a delante como si lo llevamos a la espalda. 

Los portabebés que colocan el bebé mirando adelante están totalmente contraindicados ya que no respetan esta curvatura y hacen que se adopten posiciones de la pelvis poco adecuadas para su desarrollo. 

También es importante que el bebé quede alto, que nos sea fácil hacerle un beso en la cabeza, tanto para no cargar las lumbares del portador como para que el bebé tenga ventilación y no haya riesgo de asfixia.

Finalmente es necesario que el portabebés permita el máximo posible repartir el peso en el tronco del adulto y evitar sobrecargar el cuello y los hombros. El portabebés debe respetar la edad del bebé. No todos sirven para todas las edades. 

Algunos van bien para bebés de 0 a 5-6 meses, otros por cuando ya son capaces de mantenerse sentados y otros para niños mayores. Debemos tener en cuenta la época del año en que la utilizaremos. Algunos portabebés, por su tejido (elastano o lycra) y por su colocación, hacen que sean muy calurosos y por tanto no son tan recomendables para el verano pero muy recomendados en épocas frías.