Todas las pruebas durante el embarazo

En este artículo hemos condensado la información más importante sobre pruebas durante el embarazo. Esta información ha sido extraida y filtrada de diversas fuentes, pero el artículo sobre pruebas durante el embarazo podría no ajustarse a tu caso concreto.

Recuerda consultar siempre a tu ginecólogo antes de tomar en consideración las recomendaciones sobre pruebas en el embarazo expuestas en este artículo.

Una vez descubres que estás embarazada, tu ginecólogo querrá llevar un control de tu embarazo a través de una serie de pruebas médicas que determinaran el estado de salud del bebé y posibles complicaciones.

En todas las visitas que hagas a tu ginecólogo durante el embarazo, el médico repetirá las siguientes pruebas rutinarias:

  • Examen obstétrico: La prueba del examen obstétrico permite determinar las condiciones, crecimiento y posición del feto.
  • Control de peso: Es importante llevar un control del peso ganado o perdido en cada mes del embarazo. Un aumento excesivo o una disminución anormal del peso pueden indicar un problema en el desarrollo normal del embarazo.
  • Control de tensión: Durante el embarazo son frecuentes los desajustes en la tensión arterial debido a los cambios hormonales que experimenta el cuerpo de la embarazada, por ese motivo tu ginecólogo te realizará esta prueba rutinaria en todas las visitas.

Una vez por trimestre, tu médico te hará las siguientes pruebas:

  • Análisis de orina: Se lleva a cabo un análisis de orina en el embarazo para detectar la presencia de proteínas, aumento o disminución de la glucosa o bacterías que puedan afectar al desarrollo del bebé.
  • Análisis de sangre: El análisis de sangre en el embarazo es una prueba rutinaria para controlar el estado de salud de la embarazada, detectar posibles enfermedades que puedan afectar al bebé y/o carencias alimenticias.
  • Ecografía Doppler de alta resolución: Si el embarazo ha sido considerado de riesgo, es probable que tu ginecólogo pida una ecografía doppler por trimestre. La ecografía doppler o eco-doppler es una ecografía por ultrasonidos que evalua el caudal circulatorio en las áreas de crecimiento fetal para determinar si la circulación sanguinea por el cordón umbilical es adecuada y detectar problemas en la placenta.

Primera visita al ginecólgo

La primera visita al ginecólogo debe realizarse entre la séptima y la décima semana del embarazo. El objetivo de esta es:

  • Confirmar el embarazo
  • Detectar antecedentes de riesgo para el embarazo
  • Descartar posibles complicaciones en el embarazo
  • Asesorar a la embararazada

El ginecólgo te realizará unas preguntas rutinarias (última regla, enfermedades padecidas y actuales, consumo de drogas…) y una exploración que suele consistir en un tacto vaginal y un exámen de los senos.

Pruebas en el primer trimestre de embarazo

Las pruebas que se llevan a cabo en el primer mes de embarazo son de caracter exploratorio para ver el estado del feto y poder predecir como se va a desarrollar el embarazo.

  • Ecografía translucencia nucal: Entre la décima y decimocuarta semana de embarazo se realiza esta prueba consistente en medir el espacio translúcido los tejidos blandos y la piel de la nuca del bebé. Esta prueba en el embarazo sirve para determinar la probabilidad de que el bebé nazca con síndrome de Down.
  • Ecografía temprana: El ginecólogo puede recomendar esta prueba entre la sexta y decimoprimera semana de embarazo si sospecha que pueden surgir complicaciones en las primeras semanas o ha habido sangrado en el embarazo. A través de esta prueba el médico podrá detectar dónde está implantado el embrión y escuchará el latido y si se trata de un embarazo múltiple.
  • Biopsia corial: Esta prueba prenatal se realiza entre la décima y decimosegunda semana del embarazo en mujeres de edad avanzada, con antecedentes en enfermedades de anomalías cromosómicas o enfermedades hereditarias como la hemofilia. Esta prueba sirve para determinar la probabilidad de que el bebé nazca con síndrome de Down o síndrome de Edwards además de otras enfermedades probocadas por anomalías cromosómicas.

Pruebas en el segundo trimestre de embarazo

Las pruebas realizadas en el segundo trimestre de embarazo nos ayudan a determinar si el bebé tiene riesgo de malformaciones o posibles complicaciones.

  • Triple screening: A partir de una muestra de sangre de la embarazada, esta prueba ayuda a determinar la probabilidad de que el bebé sufra alteraciones cromosómicas como el síndrome de Down y el síndrome de Edwards.
  • Prueba de la alfafetoproteína: La alfafetoproteína es una proteína producida por el hígado del bebé en un embarazo normal. El estudio de los niveles de esta proteína en la sangre de la mamá nos permite descartar malformaciones congénitas en el bebé.
  • Test de O’Sullivan: Con una muestra de sangre de la mamá esta prueba estudian los niveles de glucosa en sangre para descartar la diabetes gestacional.
  • Prueba de la amniocentesis: Mediante esta prueba se pretende diagnosticar posibles trastornos genéticos del bebé. La prueba consiste en extraer un poco de líquido amniótico del interior del saco aminiótico.
  • Prueba de la cordocentesis: La cordocentesis es una prueba que se realiza cuando la amniocentesis ha salido alterada, en incompatibilidades entre la sangre de la embarazada y el bebé o cuando alguna de las pruebas ha determinado posibles anomalías cromosómicas. Esta prueba consiste en una punción del cordón umbilical para extraer una pequeña cantidad de sangre, con ella se diagnosticarán posibles enfermedades inmunológicas o hematológicas.

Pruebas en el tercer trimestre de embarazo

En el tercer trimestre de embarazo las pruebas médicas realizadas están enfocadas a controlar posibles complicaciones en el parto.

  • Ecografía rutinaria: Esta prueba permite evaluar el desarrollo del bebé dentro del vientre de la embarazada. El ginecólogo puede ver a través de esta prueba el crecimiento y detectar posibles malformaciones o probleams del bebé.
  • Cultivo vaginal: Se estudia la presencia de estreptococos en la cavidad vaginal que podrían transmitirse al bebé en el momento del parto.
  • Monitorización fetal: La monitorización fetal es una prueba no invasiva que permite al médico estudiar los latidos cardíacos del bebé y las contracciones uterinas.
¿Te ha gustado la info? Comparte!!! 😉
DINOS QUE PIENSAS

Deje una respuesta

Espaibebe.com